Guía completa sobre maquinaria agrícola para aplicar fitosanitarios

02 Noviembre 2020 | Blog
array(4) { ["token"]=> string(32) "4sijg6tfnkvdhyqdoxciox5fa5xi70q1" ["user"]=> string(0) "" ["location-teyme"]=> string(2) "es" ["lg-teyme"]=> string(2) "es" }

Escoger la maquinaria agrícola adecuada es un asunto estratégico y de gran importancia para todo agricultor. Si se elige correctamente, se notará un ahorro en combustible, fitosanitarios y horas de trabajo. Pero, sobre todo, se sentarán las bases para desarrollar una correcta estrategia de protección de cultivos.

La tecnología agrícola actual ofrece muchas posibilidades para que la elección sea siempre la mejor posible. Sin embargo, es necesario conocer bien qué tipo de máquinas existen y para qué es apropiada cada una de ellas. Por eso, a continuación se repasarán los principales equipos de maquinaria agrícola para la aplicación de tratamientos fitosanitarios, y las claves para seleccionar la máquina adecuada.

Guía sobre maquinaria agrícola para aplicar fitosanitarios

En primer lugar, es necesario saber qué tipo de cultivos se van a proteger con estos equipos y cómo es el terreno: composición del suelo, nivel de humedad, etcétera. En función de estos parámetros, que se pueden analizar todavía mejor gracias a tecnologías avanzadas como la teledetección o el big data, se optará por unas máquinas u otras.

En el cálculo han de entrar distintas variables: el consumo de combustible, la velocidad de trabajo, la capacidad para dosificar el producto, la fiabilidad, la resistencia en el tiempo, la facilidad de manejo y la sencillez para limpiar los equipos y ponerlos a punto. Con toda esta información en la mano se podrán tomar las decisiones más adecuadas y elegir, así, la maquinaria agrícola idónea.

Tipos de maquinaria fitosanitaria en TEYME

Hoy en día, en Teyme ofrecemos una amplia variedad de equipos para la protección de cultivos de última tecnología. Están pensados para adaptarse a las necesidades de cada agricultor y probados en condiciones muy exigentes. Los equipos fitosanitarios más importantes y que, según la experiencia de nuestros agricultores, son los que mejor funcionan, son los siguientes.

1. Atomizadores agrícolas: cobertura total

Los atomizadores representan una de las líneas de vanguardia en el desarrollo de equipos agrarios. Los atomizadores agrícolas de Teyme son pulverizadores hidroneumáticos; es decir, dispositivos remolcados o colgados que cuentan con un poderoso grupo generador de aire como base.

Ese mecanismo es capaz de producir la presión necesaria para romper el líquido fitosanitario en gotas de un máximo de 400 micras de diámetro y, al mismo tiempo, generar una fuerte corriente de aire que traslade esas gotas a cada rincón de un cultivo arbóreo. La clave es su capacidad para evitar pérdidas de producto y, por tanto, un gasto excesivo.

2. Nebulizadores: máxima protección

También disponibles en formatos arrastrados o suspendidos, los nebulizadores TEYME descomponen el producto fitosanitario en una neblina tan fina que llega a todas las partes de cada plantación donde se quiera aplicar. Además, estas máquinas poseen diferentes dispositivos de salida, por lo que son capaces de dirigir esa nebulización a puntos exactos del cultivo. De este modo se evita que el tratamiento viaje por el aire a lugares indeseados.

Esa precisión hace que los nebulizadores sean especialmente indicados para cultivos que requieran cuidados extra. Por ejemplo, resultan particularmente útiles en los campos de producción integrada, un sistema donde se extrema la protección del medio ambiente.

3. Espolvoreadores: potencia a medida

Las necesidades de los tratamientos con polvo fitosanitario son variadas. Por eso, los espolvoreadores deben adaptarse con precisión a cada tipo de situación y cultivo. En este caso, contamos con espolvoreadores TEYME suspendidos y arrastrados, y todos responden al mismo esquema: doble turbina que genera un chorro de aire capaz de transportar el polvo. Además, incluyen sistemas de vibración o batidores que impiden que el producto se apelmace.

Estas máquinas son imprescindibles en una gran variedad de cultivos. Entre ellos destacan los viñedos, en los que algunos tratamientos requieren un alto nivel de especialización.

4. Cañones agrícolas: precisión a distancia

Cuando el terreno o el tipo de cultivo obligan a tratar a distancia, nada como un cañón de pulverización. En Teyme ofrecemos cañones agrícolas de máxima eficacia, con un alcance de hasta 44 metros.

Estos equipos se basan en el trabajo de dobles turbinas de altísima potencia combinadas con pulverizadores de largo alcance. Una de sus características principales es la capacidad de giro de los cañones (entre 85 y -15 grados desde la horizontal). Esta flexibilidad los hace idóneos para terrenos abruptos, y también para adaptarse a cultivos bajos.

5. Máxima seguridad en herbicidas

Un tipo diferente de equipamiento agrícola es el formado por los herbicidas, fundamentales también para la protección de cultivos. En TEYME disponemos de modelos de herbicidas suspendidos con capacidad de hasta 1.800 litros de producto tratante, y que van equipados con diferentes clases de barras difusoras de gran amplitud y precisión.

Ha de tenerse presente que, en los tratamientos herbicidas, la precisión es fundamental. El producto debe ser aplicado exactamente donde sea necesario para ofrecer un tratamiento homogenio en toda la plantación y evitar la sobredosificación.

6. Humidificadores agrícolas para todos los ambientes

Los humidificadores agrícolas TEYME están pensados para regular la humedad en espacios cerrados, como viveros, invernaderos o granjas. Pero también se pueden emplear en otros lugares, como fábricas, bodegas, hangares o allá donde sea necesario mantener una determinada temperatura y humedad. Se trata de equipos ligeros, que no precisan de tractor ni de mano de obra cualificada. Constan de un depósito de agua y un ventilador axial que genera y distribuye una fina nebulización en el ambiente.


Mantenimiento preventivo de la maquinaria agrícola

Una de las claves fundamentales para que estos equipos de protección de cultivos rindan como se espera es su mantenimiento. El agricultor debe cuidar especialmente lo siguiente.

  1. La higiene: Limpiar a fondo los equipos después de cada tratamiento es básico para cuidar los mecanismos y para prevenir contaminaciones con otros productos.
  2. Niveles y revisiones: Resulta imprescindible vigilar de forma periódica los niveles de cada uno de los fluidos que utilizan estas máquinas para funcionar. También es importante comprobar la presión de los neumáticos y revisar los manómetros antes de volver a ponerlos en marcha.
  3. Almacenado: Las diferentes partes móviles de las máquinas (brazos, barras, aplicadores, boquillas, etcétera) deben ser limpiadas, secadas y guardadas en espacios adecuados.
  4. Elementos mecánicos: Periódicamente ha de revisarse la solidez y el grado de desgaste de los elementos mecánicos, como tomas de fuerza, poleas y otras articulaciones.


Si se siguen estas indicaciones, la maquinaria agrícola estará siempre en perfecto estado y lista para contribuir a que las cosechas sean más rentables y seguras. Porqué un agricultor preocupado por la protección de sus cultivos contará siempre con la mejor tecnología, y la mantendrá en óptimas condiciones.

Articulos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés.  Aceptar