Guía de ayudas europeas al sector agrícola ante la crisis de la COVID-19

25 Noviembre 2020 | Blog
array(4) { ["token"]=> string(32) "bksegyq1w99svg9w3j2g3444zw2u84q8" ["user"]=> string(0) "" ["location-teyme"]=> string(2) "es" ["lg-teyme"]=> string(2) "es" }

La pandemia del coronavirus no solo ha puesto en peligro la salud de millones de personas, sino que también golpea duramente al tejido económico y productivo. Y el sector agrícola, que resulta fundamental para la seguridad alimentaria y la tranquilidad de una sociedad sumida en la incertidumbre, tampoco se escapa de sus consecuencias.

Para poder paliar con los efectos de esta pandemia, se han activado una serie de ayudas europeas para el sector agrícola. Y en TEYME queremos a daros toda la información que como agricultores necesitáis saber.


Ayudas europeas a la agricultura


Las autoridades de la Unión Europea tienen claro el valor estratégico de la agricultura. Por ese motivo, la Comisión Europea reaccionó presentando un paquete de medidas de ayuda al sector primario ya en las primeras semanas de la epidemia.

En palabras de Janusz Wojciechowski, comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, este conjunto de actuaciones servirá para apoyar tanto a los agricultores como a aquellos que más lo necesitan. Algunos mercados están sufriendo mucho esta crisis. Sin embargo, el comisario confía en que la aplicación de estas medidas de un apoyo tangible y envíe una señal positiva a los mercados.

Así, pensando en sostener a un sector tan estratégico como la agricultura en plena crisis, y también para mantener viva la cadena de abastecimiento de alimentos, la Comisión Europea ha tomado decisiones de gran calado. Algunas son de carácter político y logístico, como la creación de carriles verdes que permitan agilizar el paso de mercancías a través de fronteras cerradas, o el considerar a los temporeros trabajadores esenciales para, de ese modo, garantizar la presencia de suficiente mano de obra en las explotaciones. Otras medidas suponen ayudas económicas a las que se podrán acoger todos los agricultores de la UE. 


Tipos de ayudas para el sector agrario


Las ayudas propuestas por la Comisión Europea tienen tres líneas principales: 

- Transferencias económicas directas

- Cambios excepcionales en el mercado

- Flexibilización de la Política Agraria Común

El objetivo de esta última medida es que este mecanismo funcione de manera más rápida, haciendo que sus beneficios lleguen directamente a los agricultores.


Apoyo directo a los agricultores


La Comisión Europea ha dispuesto líneas de préstamos y garantías financieras para que los agricultores puedan disponer de hasta 200.000 € con los que sufragar los gastos de sus explotaciones en este tiempo. Se trata de dinero líquido a tipos de interés muy bajos y con unas condiciones de devolución muy favorables.

Además, los países miembros que todavía cuenten con fondos destinados al desarrollo rural podrán reasignar ese dinero. Estarán autorizados a pagar con él ayudas directas a los agricultores y pequeñas empresas agroalimentarias a lo largo de 2020. En total, se podrán entregar hasta 5.000 € por agricultor y un máximo de 50.000 para las pymes del sector agrario.

Por otro lado, la Comisión pretende aumentar los anticipos de las ayudas de la PAC, llevándolos del 50 al 70 %. También se incrementarán los anticipos de otros pagos vinculados al desarrollo rural, que pasarán del 75 al 85 %. Solamente en España, estos adelantos beneficiarán a un total de 700.000 ganaderos y agricultores, lo que da una idea de su importancia.

Finalmente, la Comisión Europea ha decidido que, dentro del contexto del Marco Temporal de la Comisión para ayudas estatales, se puedan ofrecer a los agricultores ayudas máximas de hasta 100.000 € por explotación, mientras que las empresas de comercialización y transformación pueden solicitar hasta 800.000 € por este concepto. Este dinero se podrá emplear, por ejemplo, en la compra de fitosanitarios o herbicidas, así como en la renovación de equipos agrícolas como tractores, remolques, atomizadores, o espolvoreadores, entre otros muchos tipos de maquinaria.


Medidas excepcionales para el mercado


La Unión Europea también ha adoptado medidas excepcionales para flexibilizar las normas del mercado. Con ellas pretende garantizar el abastecimiento y mantener controlados los precios de los productos agrarios.

Por ejemplo, se han relajado las normas de ejecución de programas de ayuda a sectores como los del vino, la fruta, las hortalizas o el olivar. La idea es también limitar la oferta disponible para equilibrar los precios.

Además, la Comisión ha decidido permitir la derogación de algunas normas de competencia vigentes para toda la Unión. Esto beneficiará a sectores como el lácteo, la floricultura o el cultivo de patatas. De acuerdo con este cambio, los operadores podrán reorganizar sus mercados y tomar medidas como la planificación colectiva de la producción. Se controlará así mejor el volumen que se lanza a la venta y se permitirá retirar productos del mercado.


Flexibilizar la PAC


Desde hace décadas, las políticas agrícolas de la Unión se materializan a través de la PAC, un instrumento de organización que permite que el sector agrario europeo resista a la competencia de agriculturas de terceros países. Gracias a ella los productores pueden acceder a los mercados, ayudas, subvenciones y otros diferentes beneficios. A cambio, los agricultores deben cumplir estrictas normas de eficiencia y calidad.

Para facilitar el acceso a todas estas ventajas, la UE ha decidido ampliar los plazos de solicitud de ayudas. Y, sobre todo, reducir el número de inspecciones sobre el terreno para garantizar que los productores pueden acceder a las ayudas.


Cómo y quién puede solicitar las ayudas europeas al sector agrícola ante la crisis de la COVID-19


A estas ayudas de la Unión Europea contra los efectos de la COVID-19 en el ámbito agrícola puede acogerse cualquier productor primario del territorio comunitario. Y, además, las pequeñas y medianas empresas de transformación también pueden solicitarlas.

En España este paquete de medidas se tramitará a través de las consejerías de Agricultura, Ganadería y Medio Rural de las diferentes comunidades autónomas, además de a través de los diferentes agentes que gestionan fondos de desarrollo rural de origen comunitario. Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha calificado alguna de estas novedades como vitales para asegurar la viabilidad económica de muchas explotaciones agrarias y ganaderas.


En definitiva, aunque la incertidumbre y dificultades que ha traído la epidemia del coronavirus a nivel mundial siguen pesando sobre el sector agrícola, estas decisiones pueden ayudar a que los agricultores queden, a nivel europeo, mejor protegidos.

Articulos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés.  Aceptar