Protección de cultivos: el atomizador para reducir costes en los tratamientos

12 Abril 2019 | Blog
array(4) { ["token"]=> string(32) "wztvwlsitfod62lauytp6rpps2w32nn9" ["user"]=> string(0) "" ["location-teyme"]=> string(2) "es" ["lg-teyme"]=> string(2) "es" }

A lo largo de la historia de la agricultura, la protección de los cultivos ha sido una obsesión para los agricultores. Prevenir o curar enfermedades, alejar plagas, eliminar malas hierbas... Una auténtica guerra preventiva que cada vez resulta más importante. Hoy en día, como sabes, la globalización y el cambio climático han vuelto todavía más vulnerables a nuestros cultivos, con lo que debemos trabajar aún más en la protección de la agricultura.

Por suerte, disponemos de tratamientos fitosanitarios de gran calidad: plaguicidas, herbicidas y todo tipo de productos para impedir que los cultivos enfermen. Y, tan importante como contar con esos fitosanitarios, es que contamos con máquinas idóneas para aplicarlos de forma eficaz y, de paso, reducir los costes de mantener nuestra agricultura sana y protegida. Un buen ejemplo de estas máquinas lo constituye el atomizador, un equipo fundamental en estas tareas.


Maquinaria agrícola que ahorra dinero en los tratamientos


La maquinaria que empleamos para proteger nuestros cultivos constituye uno de los factores clave en el éxito de las explotaciones agrícolas y en la consecución de buenas cosechas. Deben ser siempre equipos actualizados, bien calibrados y adaptados al cultivo y finca a tratar. En todo caso, elijas el equipo que elijas, debes buscar que cumpla estos requisitos:

  • Reducción del tiempo de trabajo. Los equipos de calidad son más rápidos y potentes, con lo que hacen más trabajo en menos tiempo y eso te ayuda a ahorrar esfuerzos y también dinero.
  • Reducción del consumo. Si reduces las horas de trabajo, bajas inmediatamente los consumos de combustible, lubricante y recambios de tractores y aperos.
  • Dosificación perfecta. Con la maquinaria agrícola adecuada, podrás dosificar al detalle los tratamientos, con lo que ahorrarás producto fitosanitario. Dosificar significa aplicar la dosis correcta, porque no requiere la misma cantidad de producto una planta cuando está brotando que cuando ya ha alcanzado su máximo desarrollo vegetal. Si ajustas bien, reduces el consumo de producto y eso significa ahorrar dinero.
  • Tratamientos localizados. Con los equipos correctos, podrás hacer aplicaciones muy localizadas, minimizando la deriva y la evaporación y consiguiendo que las plantas queden tratadas de manera homogénea. De esta forma, lograrás mejores rendimientos de los fitosanitarios y también evitarás gastos innecesarios. Además, tus cosechas serán mejores, porque las curas resultarán mucho más eficaces.


Atomizadores, fundamentales para la protección de cultivos


Los atomizadores agrícolas, como los que te ofrecemos en Teyme, son máquinas que cumplen con esos requisitos y, por tanto, son piezas cruciales en la protección de cultivos. Te servirán para aplicar los tratamientos con total efectividad y, además, te ayudarán a reducir los costes de tu actividad y, por tanto, a ahorrar.

Los atomizadores Teyme destacan por su tecnología de última generación y por su robustez. Todos responden al mismo principio: generar una presión que rompa el fitosanitario diluido en agua en gotas diminutas -de entre 100 y 400 micras- y, después, producir una gran corriente de aire generada por el ventilador que transporta esas gotas hasta el último rincón tu cultivo arbóreo. Es lo que se denomina un pulverizador hidroneumático y está especialmente pensado para reducir la deriva y tratar de forma muy localizada.

En Teyme puedes elegir entre una amplia gama que incluye máquinas adaptadas a todo tipo de cultivos, terrenos y marcos de plantación. Desde los grandes equipos arrastrados que destacan por su alto rendimiento, a los atomizadores suspendidos o los que están pensados para tratar cuatro caras a la vez. Todos te ofrecen soluciones avanzadas para que tus estrategias y prácticas de protección de cultivos se complementen con importantes ahorros y mayor productividad.

Articulos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés.  Aceptar