Tratamiento de oídio mediante espolvoreo de azufre: claves de los equipos espolvoreadores

15 Marzo 2019 | Blog
array(4) { ["token"]=> string(32) "aa8un8u869bjn7ct32wzru800jyz2fq6" ["user"]=> string(0) "" ["location-teyme"]=> string(2) "es" ["lg-teyme"]=> string(2) "es" }

Como ya sabrás, el oídio es una de las enfermedades más frecuentes en nuestras viñas. La produce el hongo Uncinula necator y afecta a las partes verdes de la planta: hojas, brotes, zarcillos y racimos. También se denomina ceniza, cenicilla, polvillo, roya, blancura... Son nombres que hacen referencia al principal síntoma de esta enfermedad: un polvo blanco muy ligero que cubre las cepas.

Si pisas los viñedos habitualmente, seguro que has visto sus efectos: tallos ennegrecidos, hojas sucias de polvo blanquecino, racimos también cubiertos de ese polvillo ceniciento e incluso granos agrietados.

Para los viticultores, el oídio es un problema habitual. Actualmente se combate utilizando equipos espolvoreadores que cubren las plantas con sustancias que las defienden frente al hongo.

El producto en polvo más utilizado es el azufre, que se emplea en las viñas desde hace más de 2.000 años y que resulta imprescindible desde finales del siglo XIX.

Debes saber que el azufre en polvo produce efecto contra el oídio de dos formas: por contacto directo y a partir de ciertos metabolitos gaseosos que genera. Para que ambas vías sean eficaces, debe repartirse de manera homogénea sobre los viñedos.


Espolvoreadores agrícolas: clave de un buen trabajo de prevención


En los viñedos, la clave del éxito en la prevención y el tratamiento de enfermedades está en una adecuada aplicación.

Pero aplicar correctamente un tratamiento de azufre no es tan sencillo. Si no mecanizas la tarea, corres el peligro de no ser preciso: unas plantas reciben más producto que otras y no realizas un trabajo homogéneo. Para evitar estos problemas, desde Teyme ofrecemos una amplia gama de espolvoreadores que te ayudarán a ser mucho más eficaz.

Los espolvoreadores Teyme están pensados para cumplir con todos los requisitos que se le piden a una máquina espolvoreadora agrícola:

  • Reparto uniforme. Seguramente, la característica más importante de un espolvoreador. Los equipos espolvoreadores deben ser capaces de garantizar que el azufre se reparta uniformemente en todo el viñedo y de que no queden partes sin tratar. Y, al mismo tiempo, deben reducir al mínimo la deriva de producto.


  • Rendimiento. Directamente relacionada con el reparto uniforme de producto, esta característica nos habla de la capacidad de aprovechar bien el producto y permitir que con una misma cantidad de azufre puedan tratarse más plantas y más superficie en menos tiempo. En ese sentido, la posibilidad de regular la dosificación es fundamental, porque no hace falta la misma cantidad de azufre cuando la planta está en etapa de tallos que cuando ya ha alcanzado su máxima expansión. Poder adaptar la dosis sin necesidad de cambiar la máquina es muy importante.


  • Cuidado del producto. El polvo -el azufre-, si no se trata bien, puede apelmazarse, lo que dificulta notablemente la aplicación. Los espolvoreadores de calidad cuentan con sistemas anti-apelmazamiento que remueven continuamente el polvo y evitan que se formen esos apelmazamientos o bloques de producto.


Consejos para tratar con azufre en espolvoreadores


Con nuestra gama de espolvoreadores resulta muy sencillo aplicar un tratamiento de azufre contra el oídio. Pero recuerda que resultará más eficaz si lo aplicas siguiendo unos consejos básicos:

  • Momentos idóneos de tratamiento: cuando los racimos se hacen visibles, al comienzo de la floración, cuando los granos tienen el tamaño de un guisante y al principio del envero.


  • Temperatura y humedad: no conviene aplicar el azufre si la temperatura es mayor de 28ºC y tampoco si hay rocío o lluvia.


  • Viento: el viento dificulta el tratamiento porque se lleva el polvo. Para evitarlo, conviene que trates en días sin viento y con equipos de espolvoreado que te permiten ser mucho más preciso al llevar el producto a la planta.


Si sigues estos consejos, podrás tratar el oídio cómodamente y con total seguridad utilizando uno de nuestros equipos espolvoreadores.

¡Contáctanos para más información! :)

Articulos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés.  Aceptar